CON RESPETO..., PERDONE, DEBUT PARLAMENTARIO DE DON LUIS A. HERNÁNDEZ CARRÓN

Fecha 19/7/2011 11:43:11 | Tema: Guillermo Paniagua

No es mi deseo decir a los dos partidos mayoritarios en la Asamblea de Extremadura que sean buenos, entre sí; ni ¡que se besen, que se besen!, en las determinaciones políticas que vayan a tomar. No. Eso sería como asistir a un combate de boxeo donde los dos contendientes sólo se amagan. Claro está, ello induciría a gritar, por parte de los espectadores: ¡Tongo, tongo! Quiero y deseo, como me imagino lo quiere la mayoría de los extremeños, decencia política; una decencia basada en el respeto, pero sin pegarse como en el boxeo
Que exista la decencia de gobernar, por parte de quien ostente el poder; y decencia de proponer unas ideas contrarias y mejoradas, por parte de quien esté en la oposición. Ambas determinaciones conducirán -o deberían conducir- a una buena salud de bienestar y progreso de Extremadura, que es lo que, al fin y al cabo, nos interesa.
Creo que lo más natural, en una apertura de legislación, es que quien va a tener el poder de gobernar exponga su programa político de gobierno; la oposición, muestre los defectos que aprecia en ese programa y diga cómo mejorarlo; el portavoz del gobierno, defienda las razones de aquel que va a ser su presidente. Pues bien, el pasado día 5 de julio, los dos primeros puntos se cumplieron, es más, el señor Monago tuvo palabras afortunadas para el señor don Guillermo Vara, y éste, palabras de ayuda para el gobierno entrante. Todo bien, hasta hora. Pero, mira por dónde, un político, joven, vehemente, que ejerce la labor de portavoz del futuro gobierno, va y lo estropea todo, haciendo un discurso que para él, como político y autor, dice que fue "ajustado en todo momento al Reglamento de la Cámara. No me salí ni un milímetro del Reglamento", aunque también dijo que, "fue una intervención dura en las formas", para terminar reconociendo que también fue "respetuosa -la intervención- con Fernández Vara", señalando que su participación "no tuvo ninguna descalificación".
Y todo fue, sin embargo, un ataque directo al PSOE, como si aún recordara el portavoz del PP que estaba en la oposición. El señor Carrón, en aquel momento, no estaba allí para echar en cara los defectos que había tenido el PSOE durante sus años de gobierno, que han sido muchos. Lo que entonces se esperaba del portavoz no era vehemencia contra el contrincante, sino más bien elogios al programa de gobierno de su partido, y cómo lo va a llevar a cabo. Era ofrecer esperanza política para la mayoría de los ciudadanos votantes. Claro está, a no ser que quisiera manifestar en público ser portavoz de la inquina de una pequeña minoría de sus votantes hacía el PSOE.
Me da pena de esa penosa intervención del señor Hernández Carrón, que hasta el mismo presidente de la Asamblea, miembro de su propio partido, tuvo que llamarle la atención. Mal comienza, según mi opinión como ciudadano, el señor portavoz de PP en la Asamblea de Extremadura. Si lo ha hecho para hacerse el encontradizo ante una minoría de los suyos, ha resultado ser premioso para la mayoría de sus votantes, aunque algunos se hayan regocijado con una risa tosca y grosera, y lamentable para los que no son de su tendencia política. Si lo ha hecho por los años que ha estado en silencio y en la oposición…, mala cosa es esa, porque el odio recoge odio.
Espero que lo del señor Carrón, portavoz del grupo del Partido Popular en la Asamblea de Extremadura, haya sido una mera anécdota, más que una rabieta política. Ahora que comienza una nueva legislatura, pido (sé que mi petición se perderá en la sordera política) que la ofensa desaparezca, y aparezca el respeto político. No pido lo que más arriba decía: ¡que se besen, que se besen!, sino que cada uno ofrezca lo mejor que tenga para el bien del pueblo.
No es válido decir que "el que pega primero, pega dos veces", como queriendo decir que el adelantarme me favorece, porque tomo la iniciativa. Siempre hay un después, con otro refrán: "Siéntate a la puerta de tu casa y verás pasar el cadáver de tu enemigo". Y malo sería que se recordara este último, porque entonces se habría engendrado venganza, y la venganza no es una acción reparadora, sino violentar a quien haya hecho algo malo en pagar el mismo dolor que él infligió. Y así no se podrá vivir. Tampoco es agradable la amenaza refranera de don Valentín García, portavoz del PSOE: "Quien a hierro mata, a hierro muere". Ambos portavoces deben pensar que dos no se enfadan, si uno no quiere.
Muchos serían los refranes que pueden hacer referencia a la desafortunada intervención de don Luis Alfonso Hernández Carrón; entre ellos, "quien mal anda, mal acaba". Y esto no lo deseo para él, ni para ninguno. Tal vez, en un futuro, la madurez política del señor Hernández le haga ser menos vehemente y más reflexivo, que es lo que se necesita en política. Así sea.

Don Benito, 14 de julio de 2011




Documento disponible en SEMANARIO VEGAS ALTAS Y LA SERENA
http://www.semanariovegasaltas.es

La dirección de este documento es:
http://www.semanariovegasaltas.es/modules/news/article.php?storyid=436