Menú

Buscar


Dámaso Giráldez Domínguez : VIOLENCIA DE LENGUA (18), EL PLEONASMO: AUTOSUICIDIO
el 2/7/2020 17:24:29 (44 Lecturas)

Cuando, en fechas pasadas, platicábamos aquí sobre el oxímoron, ya señalábamos entonces al pleonasmo como la figura de dicción que se le oponía. Porque, en efecto, los pleonasmos son las repeticiones que hacemos al hablar, más o menos deliberadas o más o menos conscientes. Es decir, la redundancia que supone un pleonasmo es a veces intencionada y buscada, porque nos parece necesaria, pero otras muchas veces es sólo un uso torpe de la lengua, que cometemos por desconocimiento o descuido y que no aporta nada nuevo ni beneficioso a nuestros intereses comunicativos

Leer más... | 5936 bytes más | Enviar comentario
Dámaso Giráldez Domínguez : Violencia de lengua (13), EL OXÍMORON: INGENIO O TORPEZA
el 11/2/2020 10:16:55 (103 Lecturas)

Aunque parezca sorprendente, no todos los actos de violencia a los que sometemos a la lengua son obligatoriamente negativos y censurables. Así como el atleta exprime hasta el límite sus cualidades físicas, violentando al máximo sus músculos, para conseguir los mejores resultados deportivos, de la misma manera nosotros podemos forzar, tensionar hasta el último extremo nuestra expresión lingüística, para conseguir también resultados inesperados y llamativos

Leer más... | 5393 bytes más | Enviar comentario
Dámaso Giráldez Domínguez : VIOLENCIA DE LENGUA (4), LATINAJOS (SEGUNDA PARTE)
el 16/6/2019 20:37:53 (363 Lecturas)

En la Primera Parte de esta colaboración habíamos denunciado cómo los latinajos alcanzaban su más alto grado de condena cuando eran proferidos por bocas sin escrúpulos que, desdeñando su condición de reliquias lingüísticas, despreciando su solemne antigüedad, menoscabando su rigor expresivo, los sometían a las más variadas y humillantes torturas, tanto en su contenido como en su forma

Leer más... | 4458 bytes más | Enviar comentario

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)