Menú

Buscar


(1) 2 »
Ricardo García Lozano : Especial ‘SANTIAGO Y SANTA ANA 2018’ TENTACIONES
el 7/8/2018 11:09:58 (15 Lecturas)

Estaba solo en casa de madrugada, leyendo un ensayo sobre la influencia del Romanismo en América del pastor Charles Chiniquy, y muy cómodamente sentado en un sillón frente a la chimenea, donde un tronco ardía con amarillenta llama, que a veces en los bordes flameaba de un azul espectral, y que caprichosamente se hacía invisible para volver al rato con renovados bríos

Leer más... | 6880 bytes más | Enviar comentario
Ricardo García Lozano : Historia, historias, leyendas. El Juicio Final de Miguel Ángel (Primera parte)
el 23/3/2018 12:56:05 (128 Lecturas)

La contemplación del fresco del testero de la Capilla Sixtina es abrumadora. Tuve el privilegio de contemplarlo hace ya años, y jamás me he visto libre de su impresión; más tarde sentí deseos de saber algo más de esta prodigiosa obra, y con las notas que reuní, he pergeñado esta descripción

Leer más... | 7247 bytes más | Enviar comentario
Ricardo García Lozano : HOMENAJE, JOSÉ LUIS PÉREZ CHISCANO
el 19/10/2010 11:10:00 (1242 Lecturas)

Creo que conozco al Dr. Pérez Chiscano desde hace casi 30 años; de hecho fuimos vecinos durante muchos de estos años, hasta que trasladó su residencia a la Plaza del Corazón de Jesús, pero como tiene el gabinete de trabajo en la rebotica de la farmacia, nos seguimos viendo con cierta regularidad

Leer más... | 4950 bytes más | Enviar comentario
Ricardo García Lozano : HISTORIA, HISTORIAS, LEYENDAS, CRÓNICA DE LA ESPAÑA MUSULMANA. ABDERRAMÁN II (IV Parte)
el 3/5/2010 22:16:13 (1134 Lecturas)


La corte era pues un lodazal: un débil monarca entregado a sus aficiones poéticas y musicales; el gobierno en manos de un eunuco y una "fulana";
y el clero obteniendo privilegios, más privilegios y riquezas sin fin


Mientras tanto, había una guerra en Murcia entre los yemenitas y maaditas; una guerra que llegó a durar siete años. Es la que se conoce como la ‘Guerra del Pámpano’. Y tiene este curioso nombre, porque el detonante fue que, no sé si un Yemeni o un Maadita, arrancó tal vez sin mala intención, un brote tierno de una vid (pámpano); como lo viese el dueño de la vid le recriminó, y fue respondido en igual tono; las palabras se hicieron cada vez mas ásperas, hasta que llegaron a las manos y de dos contendientes iniciales, acabaron por entrar las dos tribus en la contienda. Naturalmente ese motivo, tan nimio, no hubiese originado una guerra de siete años de duración y que trajo muerte y calamidad a toda la provincia de Todmir (Murcia), si no existiese, ya de antiguo, una rivalidad tan enconada como sangrienta. En realidad venía desde los mismos inicios del Islamismo.

Leer más... | 3199 bytes más | Enviar comentario
Ricardo García Lozano : HISTORIA, HISTORIAS, LEYENDAS, Crónica de la España Musulmana (Abderraman II) (II)
el 16/2/2010 11:25:23 (1204 Lecturas)

El Califa de Bagdad Harum-al-Rashid (Califa que reinó
desde el año 786 al 809, famoso, a nivel popular, por ser el Califa que aparece en los cuentos de Las mil una noches), tenia en su corte un músico llamado Isaac Maucili...

Fuese porque el Califa estaba cansado de su estilo, o por pura curiosidad, le preguntó si tenía algún discípulo que pudiese ser de su agrado. Maucili le dijo que tenía un alumno llamado Ziryab, que gracias a sus lecciones podía algún día ser digno del Califa, aunque todavía tenía mucho que aprender de su maestro. El Califa de todas formas quiso conocerle y Maucili, aún a su pesar, tuvo que presentarle en la corte.
En presencia de Harum al Rashid y sabiendo que su maestro, al que conocía bien, habría tratado de adjudicarse todo el mérito de su talento, quiso dejar claro que si bien Maucili le había enseñado los rudimento del arte, su talento era propio. Rechazó por tanto el laúd del maestro que se le ofrecía, y dijo que tocaría con el suyo, que era diferente y construido según sus instrucciones. Cuando se le preguntó por tal actitud, dijo que el laúd del maestro iba bien para entonar las canciones compuestas por Maucili, pero sus composiciones eran tan nuevas que necesitaban un instrumento más completo. Comenzó pues Ziryab a cantar y cantó una oda compuesta en honor al Califa para la ocasión.

Leer más... | 3853 bytes más | Enviar comentario
(1) 2 »

Documento sin título


PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)