Menú

Buscar


« 1 (2) 3 »
Guadalupe Mancha Trigueros : LA MORACANTANA, MAÑANA
el 9/1/2012 10:03:55 (2552 Lecturas)

De repente se hizo un sonido sordo. La batalla que se había estado librando desde tiempos inmemoriales parecía haber cesado sin motivo aparente ni declarado, tal como empezó

Leer más... | 4608 bytes más | Enviar comentario
Guadalupe Mancha Trigueros : LA MORACANTANA, RETAL DE VERANO
el 26/7/2011 19:38:16 (1334 Lecturas)

Llegó el verano. Tras la primavera. Como cada vez desde que nos enseñaron las estaciones hace ya... muchos años, sí. Primavera, verano, otoño e invierno. En primer lugar la primavera, porque con ella nace la vida, porque es la elegida para iniciar un ciclo que va adquiriendo forma con los cálidos días del verano, perfila su plenitud con los vientos y la luz dorada de las hojas caídas en otoño hasta alcanzarla para siempre quedándose congelado entre gélidas ráfagas de invernal ventisca, hasta que los albores de la primavera brotan de nuevo en el tiempo y todo vuelve a empezar...

Leer más... | 3924 bytes más | Enviar comentario
Guadalupe Mancha Trigueros : Especial Feria de DON BENITO 2010, RECUERDO DE UNA FERIA
el 6/9/2010 19:46:27 (1591 Lecturas)

Siempre me fascinará el poder de la mente para evocar recuerdos. Para rescatar de la memoria fragmentos, momentos, personas y detalles, y , no sé si llevarnos a ellos o traérnoslos a nosotros de vuelta, como si el tiempo nunca hubiera existido

Leer más... | 7192 bytes más | Enviar comentario
Guadalupe Mancha Trigueros : Especial Semana Santa 2010, ‘De Pascuas a Ramos’
el 30/3/2010 11:55:51 (1384 Lecturas)

Se sucedían las estaciones, pasaban los días, se fulminaban
las horas. Y en cambio, unos segundos antes, el corazón
en un puño, los sentimientos a flor de piel

Tal vez incluso angustia, traducida en una especie de congoja que se aloja a modo de nudo en la garganta. Impotencia. Solemnidad aprehendida en el pecho. Y de repente una lágrima que se esfuerza en salir y lucha, al mismo tiempo, por ser contenida. De nuevo un conocido viejo aroma de las Semanas Santas de antaño impregnándolo todo. Humo de vela quemada flotando en el ambiente. Olores a incienso, romero, dulces y claveles se funden con otros exquisitos perfumes dejando su esencia impresa en cada resquicio. Ya no hay vuelta atrás, otra Semana Santa más que nos recuerda lo insignificantes y a la vez lo preciosos que somos haciéndonos un repaso a través de la vida de Jesucristo, un espejo de lo que es nuestra propia vida: vivencias, una misión que cumplir, un objetivo que afanarse en alcanzar no exento de sacrificios, pasión, sangre, sudor, lágrimas, decepción, recompensa…, pero en definitiva el mejor de los viajes y la más grata de las experiencias, junto con el acto más generoso de todos los que pueda haber en este mundo, que no es otro que entregar la propia vida por otro. Sin reservas. Sin nada a cambio. El que da lo único que tiene lo está dando absolutamente todo. Por eso, en cualquier lugar y momento, hemos de darnos íntegramente, del todo, lo mejor que tengamos dentro. Esa es la única manera de que todo cobre sentido en la vida, de que tanto esfuerzo, empeño y tantas ilusiones puestas por alguien en nuestro ser no caigan en tierra baldía y yerma.

Leer más... | 3644 bytes más | Enviar comentario
Guadalupe Mancha Trigueros : La Moracantana, BARBA AZUL
el 23/2/2010 10:38:29 (1298 Lecturas)

Lucía miraba fija e inmóvil a través de los surcos,
que ella jugueteando había hecho unos segundos
antes con el dedo, sobre el fino cristal del ventanal empañado de la biblioteca. Fuera, hacía un día de perros, lúgubre, húmedo y desapacible

El viento se colaba silbando por toda la estancia llegando a producir incluso un lejano eco. Las cepas de la viña estaban desnudas en esta época, a la espera de una luz fresca y un soplo cálido para lucir jugosas. Era uno de esos momentos que a pesar de todo deseas se eternicen, se detengan en el tiempo para siempre. Uno de esos instantes en los que te has ido muy lejos, te has esfumado, pero a la vez estás ahí, en todas las cosas más que nunca. Eres todo. Eres capaz de mirar fuera y, curiosamente, también contemplando todo lo que tienes dentro de tí. Estás a gusto, en comunión con el mundo.

Leer más... | 4518 bytes más | Enviar comentario
« 1 (2) 3 »

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)