Menú

Buscar

Alfonso Calvo Tapia : Especial ‘Santiago y Santa Ana 2020’ , REFLEXIONES EN TIEMPOS DE PANDEMIA
el 14/8/2020 11:13:13 (190 Lecturas)

HACE RATO QUE VENÍA RUMIANDO EL PLASMAR ALGUNAS DE LAS MUCHAS REFLEXIONES QUE EL TIEMPO DE PANDEMIA NOS HA DEJADO. HA HABIDO MOMENTOS, EN CALIENTE, QUE ME TIRABA COMO UN POSESO AL TECLADO DEL ORDENADOR POR DEJARLAS ESCRITAS PARA LA POSTERIDAD. LUEGO, YA EN FRÍO, VOLVÍA A REFLEXIONAR Y LLEGABA A LA CONCLUSIÓN QUE NO MERECÍA LA PENA PELEARSE CON EL MUNDO...

Y aunque tengo a mi disposición para cuando quiera las páginas de este semanario, esperaba la invitación de nuestro director para colaborar en el especial de Santiago y Santana y que me sirviera como excusa para dejar algunas de esas reflexiones. No va de feria la cosa. No tiene uno el cuerpo muy charanguero este año, y eso que podía bucear en el disco duro de mi memoria y contar un montón de anécdotas, de vivencias en tiempo de feria y cumpliría de sobra el expediente.
Podría hablar de la moda de los balcones donde cada día a las ocho nos asomábamos para aplaudir de forma hipócrita a unos héroes que agradecen los aplausos y aborrecen ser héroes. Los mismos que antes y ahora salen a la calle a defender estabilidad y dignidad en su trabajo ante la indiferencia de la mayoría y el desprecio de las instituciones. Podría hablar también, pero no me da la gana, de los tipos que ocupan asientos en el Congreso, esos que no tienen reparo en tiempo de luto de lanzarse los muertos a la cabeza, de llenar de insultos y reproches el hemiciclo, de obviar soluciones, de alumbrar solo con la luz corta de sus intereses particulares y tendría a buen seguro para llenar las páginas de este semanario; pero no merecen semejante honor. O podía, en fin, referirme con asco a los bulos, infamias, mentiras y blasfemias que en los basureros de las redes sociales ha soltado todo hijo de vecino, acaso por aburrimiento, dejadez, ignorancia o maldad.
Pero me gusta ser honesto. Con el medio que durante veintipico de años me viene brindando generosamente su espacio y, por supuesto, conmigo mismo. Por eso voy a recoger en esta página ho,y algo que de verdad me apetece, una buena noticia a nivel local que casi ha pasado desapercibida, pero que yo tildaría de histórica. No suele ser normal que en el ámbito de la política surjan acuerdos, consensos entre fuerzas antagónicamente diferentes y hay que felicitarse que haya sido Villanueva el ejemplo a seguir, el espejo donde muchos se han mirado.
Los supongo al corriente del acuerdo político al que han llegado los cuatro grupos de la Corporación Municipal para intentar hacer más fácil la vida de la gente. Un hecho inédito en la vida municipal de Villanueva, y me atrevería a decir, que de gran parte de nuestro país aunque, como decía antes, luego se ha copiado el gesto en diversas instituciones.
Y me gusta traerlo a estas páginas, y ponerlo en valor, porque las 16 medidas acordadas las podía haber realizado en solitario el partido en el gobierno que goza de mayoría absoluta, y sin embargo, ha optado por el diálogo y el acuerdo con todos, y todos han cogido gustosos el guante. Ha habido encuentros, entendimiento, diálogo, reuniones y, sobre todo, voluntad para llegar a un acuerdo común que finalmente se ha plasmado en un documento donde todas las partes se ven reflejadas. Un documento que recoge ayudas al comercio, a las familias, a los emprendedores, a trabajadores, a lo más desfavorecidos, al turismo, a la hostelería, a la empresa, al ciudadano en general. Es mi forma de ver la política al margen de lo que uno pueda o no pueda votar cuando toque, al margen de ideologías.
Pues, miren por donde no ha sido tan difícil saltarse los límites deportivos, donde me muevo como pez en el agua, para dejar algunas pinceladas sin pisar callos, como suelo, y escribiendo a favor de corriente. Pero que nadie se confié, me han cogido con las defensas bajas por el maldito bicho, y por esta vez pase. Pero todo tiene un límite...

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)