Menú

Buscar

Pedro M. Fernández : MISTERIOS DEL HOMBRE Y DEL UNIVERSO, LA IGLESIA Y SUS ENIGMAS, EL NUEVO LIBRO DE LOURDES GÓMEZ
el 3/7/2018 19:43:47 (354 Lecturas)

EL PASADO MIÉRCOLES 27 DE JUNIO, DE NUEVO, TUVE EL PLACER DE ASISTIR EN EL PALACIO CONSISTORIAL LA JABONERA DE VILLANUEVA DE LA SERENA, A LA PROMOCIÓN DEL RECIENTE LIBRO DE ESA FANTÁSTICA PERIODISTA, ESCRITORA Y MEJOR PERSONA QUE ES LOURDES GÓMEZ: LA IGLESIA Y SUS ENIGMAS; PUBLICADO POR EDICIONES LUCIÉRNAGA, Y EN EL QUE EXPONE UNA DÉCADA DE INVESTIGACIÓN

La presentación del acto corrió a cargo de otro buen amigo al que hacía ya algún tiempo que no veía, el filósofo, periodista y escritor Esteban Cortijo. Un acto muy agradable que contó con un gran número de asistentes.
La historia de la Iglesia está llena de fenómenos sin explicación aparente, personajes con facultades extraordinarias y objetos a los que se les atribuye un poder divino. Aunque la teología católica defiende que no sustenta su fe en estas manifestaciones, en las biografías de los santos encontramos multitud de prodigios y los templos cristianos están rodeados de leyendas fascinantes. Esta obra profundiza en las reliquias más importantes, como el Grial o la Sábana Santa; se adentra en los santuarios marianos que acogen las advocaciones más enigmáticas, como Guadalupe o Fátima; así como en el mundo de los milagros, las ánimas, el exorcismo o las luminarias.
Lourdes Gómez se ha fijado en un hábito tan contradictorio y ha decidido estudiarlo desde los ojos de una reportera del siglo XXI. Como ejemplo, expondré brevemente alguno de los enigmas que Lourdes recoge en su libro.
- La reliquia más perseguida: El Grial. El terreno de las reliquias suele estar abonado con grandes dosis de relatos legendarios y la indispensable condición de la fe como único elemento de empuje a una historia llena de lagunas.
En palabras de Lourdes, nos encontramos con que existen diversos griales, es decir, diversos cálices que, según los fieles, están entre los candidatos a ser el que habría sido utilizado por Cristo durante la Última Cena. Su fama nace en el medievo, en el siglo XII, cuando se extiende el mito del Grial gracias a la literatura trovadoresca; así, toda Europa se disputa su custodia y cada cual dice estar en posesión de la verdadera reliquia.
En Inglaterra, por ejemplo, existen tres griales: el vaso de Nanteos, el grial de Hawstone y el cáliz de Ardagh. El que posee más tradiciónes el vaso de Nanteos, un cuenco de madera que, según sus custodios durante mucho tiempo, la familia Powell, procedería de la abadía de Glastonbury, donde, a tenor de la leyenda artúrica, José de Arimatea lo habría depositado. Si tenemos en cuenta los recientes análisis a los que ha sido sometido, el vaso de Nanteos fue creado en el siglo XIV.
Curiosamente, en América también hay un grial: el cáliz de Antioquía. Forma parte de la colección del Metropolitan Museum of Art de Nueva York. A pesar de que la prestigiosa institución lo dató entre los años 350 y 500 d. C., son muchos los que se acercan a contemplar esta pieza considerando que es el "cáliz del Mesías". Y sin irnos tan lejos, en Italia, tenemos al Santo Catino y la Sacra Catina, ambos en Génova. Como se observa, hay muchos griales, pero según el estudioso Jesús Callejo: "Aunque hay unos doce en toda la cristiandad, analizando cada uno llegamos a la conclusión de que solo dos resisten las pruebas arqueológicas, históricas y legendarias: el de Valencia y el de León".
- San Francisco de Asís fue el primer estigmatizado de la historia. Al parecer, mantuvo estas señales que aludían a la Pasión de Cristo desde mediados de 1224 hasta su muerte en 1226, unos estigmas que surgieron, según cuentan las crónicas, tras un largo periodo de ayuno mientras oraba en el monte Alvernia; allí, según la tradición, se le apareció un ángel que representaba a Cristo en la cruz y que le lanzó varios rayos luminosos para imprimirle los estigmas. Llama la atención que surja este fenómeno en el siglo XIII, precisamente cuando los artistas medievales abogan por representar a Cristo crucificado y en escenas muy sangrientas.
- En El Palancar, el monasterio más pequeño del mundo, podemos admirar la celda de San Pedro de Alcántara. De San Pedro se decía que era capaz de caminar sobre las aguas, realizar vuelos místicos, charlar con Jesús y diversos santos... Su gran amiga santa Teresa de Ávila decía de su celda: "paréceme fueron cuarenta años los que me dijo que había dormido solo hora y media entre noche y día... Lo que dormía era sentado y la cabeza arrimada a un maderillo que tenía hincado en la pared. Echado, aunque quisiera, no podía, porque su celda, como se sabe, no era más larga de cuatro pies y medio". En palabras del padre Badajoz, quien también se ocupó de analizar estas penitencias que se impuso a sí mismo fray Pedro, su celda "era de vara y media en largo y una vara en ancho, a donde era imposible extenderse de ninguna suerte aunque fuese en pie, porque estaba debajo de una escalera y así era de baja".
- Pocos saben que en el relicario de la Virgen de Guadalupe extremeña se guarda una tela con manchas de sangre que sería la prueba de un milagro eucarístico que tuvo lugar en el monasterio guadalupense en 1420. El protagonista fue el padre Cabañuelas, un monje jerónimo que dejó por escrito lo que, según él, le había ocurrido. "(...) Estando así afligido, vio venir la hostia consagrada, puesta en un plato muy resplandeciente, y se colocó derecho en la boca del cáliz, entonces comenzó a salir de ella gotas de sangre, que caían en tanta cantidad en el cáliz que se llenó como antes estaba". Aquel milagro se recuerda como el corporal manchado de sangre procedente de aquella hostia que, según el padre Cabañuelas, comenzó a sangrar. Este trozo de tela fue declarado auténtico por la Iglesia en el siglo XVII.
- Hay cadáveres que se mantienen incorruptibles, fenómeno que desde un punto de vista religioso guarda relación con la santidad de algunos miembros de la Iglesia. A los cuerpos incorruptos se les asocian fenómenos como tener una fragancia persistente que emana del cuerpo, ausencia de rigor mortis y de putrefacción, emisión de sangre mucho después de la muerte o mantenimiento de la temperatura, entre otros detalles. En Sevilla se puede contemplar el cuerpo de sor Ángela de la Cruz, conocida como la "madre de los pobres", a la que se le atribuyen muchas curaciones milagrosas. Murió el 2 de marzo de 1932 en olor de santidad, y a los pocos días de su fallecimiento un grupo de médicos certificó que el cadáver no daba señales de descomposición y que conservaba la flexibilidad de sus miembros en vez de presentar rigidez cadavérica.
Desde este enlace que os dejo, podéis leer el primer capítulo del libro así como adquirir la obra: https://www.planetadelibros.com/libro- ... esia-y-sus-enigmas/269512

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

Documento sin título


PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)