Menú

Buscar

Editoriales, Carlos Lamas : EDITORIAL, MUJERES DE FUEGO, MUJERES DE NIEVE
el 14/3/2018 19:14:35 (135 Lecturas)

NO SÉ, DOCTORA, QUÉ TIPO DE MUJERES LE GUSTAN A USTED, SI ES QUE TIENE UN TIPO, VAMOS. A MÍ ME GUSTAN, SOBRE TODO, LAS QUE SON DE POCO QUEJARSE. SÍ. LAS QUE NO ESTÁN TODO EL DÍA REIVINDICANDO SU CONDICIÓN DE 'DESIGUALDAD' CON EL HOMBRE. NO PUEDO EVITARLO, ES LO QUE HE MAMADO. SÍ, DE MI MADRE, CLARO. Y ESO QUE MI MADRE TENÍA MUCHAS RAZONES PARA QUEJARSE; NO DE MI PADRE, NO, QUE ERA UN SANTO, PERO SÍ DE MÍ Y DEL MUCHO TRABAJO QUE TENÍA, MÁS EL QUE YO LE DABA. MI ABUELITA, LA POLACA, NO RECUERDO OÍRLE QUEJA ALGUNA. ELLA SÓLO MANDABA Y HABÍA QUE OBEDECER SIN CHISTAR. MI OTRA ABUELITA LA ASTURIANA, NO ERA MANDONA, ELLA ERA TODA DULZURA Y CUIDADOS Y ATENCIONES PARA CON SUS HIJOS Y SUS NIETOS. SI HASTA CUANDO MATABA UNA GALLINA NOS HACÍA ALEJARNOS PARA NO IMPRESIONARNOS CON LA ESCENA. ENTRE LAS TRES CRIARON UNA DECENA DE HIJOS Y UNA VEINTENA DE NIETOS; Y DOS DE ELLAS TRABAJARON BUENA PARTE DE SUS VIDAS, EN FÁBRICAS Y EMPRESAS, ADEMÁS DE ATENDER A LOS MARIDOS Y LA CASA. Y DE IGUALDAD ENTRE ESAS CUATRO PAREDES, NADA. ALLÍ MANDABAN ELLAS, LAS 24 HORAS, LOS 365 DÍAS DEL AÑO. Y LOS HOMBRES DE LA CASA, JAMÁS LAS DESAUTORIZABAN. JAMÁS. NO ERA CUESTIÓN DE LEYES O DECRETOS, SINO DE ORDEN NATURAL, SIEMPRE HABÍA SIDO ASÍ. ERA DE PADRES A HIJOS Y DE MADRES A HIJAS. SUS VIDAS ERAN SUS MARIDOS, SUS HIJOS, Y SUS CASAS, Y POCO MÁS. PERO PARECÍAN FELICES Y HASTA ES PROBABLE QUE LO FUERAN

Las cosas han ido cambiando y las mujeres tienen otras metas que las que tenían nuestras madres y abuelas. Y luego tienen un montón de otras mujeres ansiosas por representarlas en asociaciones de todo tipo, sindicatos y partidos políticos. El hombre ha gozado desde siempre, de demasiados privilegios en esta sociedad, que ahora ellas también quieren disfrutar.
Hoy por hoy se las oye quejarse un día sí y otro también, por todo lo mal que lo han pasado en esta sociedad machista que hemos ido construyendo, al parecer, sólo los machitos. Menos mal que la sensibilidad de los ayuntamientos y de los gobiernos actuales, por fin se ha puesto de parte de ellas. Es así como algunos organizan la semana de la mujer, y otros hasta el mes de la mujer, con múltiples actividades, que se suman a otras múltiples que ya había de antes. Y así tenemos marchas, carreras, proclamas, manifiestos, actos reivindicatorios, cenas, paseos, desayunos, visitas, cursos exclusivos, conferencias y almuerzos. Y también regalos, viajes, exposiciones y alguna meriendilla. Como hacen los ayuntamientos últimamente, agasajando con los dineros públicos a nuestros viejos de la tercera edad -creo que se dice así ahora- y con los niños, que no tienen culpa de nada. Y como los hombres lo hemos hecho todo tan mal desde siempre, pa nosotros carbón. Es lo que tiene el mandar. Después de no sé cuántos años mandando, los politicastros nuestros, elegidos sabiamente por el pueblo soberano, organizan manifestaciones y marchan ellos mismos tras la pancarta, para reivindicar un montón de cosas que por lo que sea no han hecho, mandando como han mandado. Sería de risa, si no fuera para llorar. Han logrado la cuadratura del círculo, mandando en el palacio y protestando en la calle. Son a la vez, gobierno, oposición y fuerzas vivas. No les queda ningún palo por tocar.
En el fondo lo que se busca descarada y demagógicamente, es lo de siempre, el favor popular. ¿Han visto lo que hacemos por vosotros? ¿eh? Lo que haga falta. Luego ya suponemos que sabrán a quién votar ¿no? Eah, marchando.
No es verdad que las mujeres de antes fueran unas tontas o unas débiles, que se dejaban pisotear por el hombre, que es lo que parecen sacar en conclusión algunos y algunas progres. Por supuesto que les costaba más entrar en determinados ambientes y círculos, que en muchos casos estaban copados y dirigidos exclusivamente por tipos. Eran los roles -injustos, pero roles al fin- de la sociedad de otros tiempos que han ido cambiando naturalmente y con la comprensión y aceptación de todos; es cierto que poco a poco y de unos más que de otros.
Es de trogloditas pensar que una mujer no está capacitada para desempeñar cualquier papel en nuestra sociedad. Y hace mucho tiempo que esto es así, más que nada, gracias a la labor de muchas pioneras en diferentes campos. Mujeres valientes y brillantes. Pero en el ámbito familiar o personal, de siempre hemos sabido que las mujeres inteligentes de nuestra familia son las que nos han salvado como grupo, como tribu, como sociedad, y gracias a ellas hemos llegado hasta aquí, en la mayoría de los casos.
Lo que particularmente no me gusta de todo el despliegue de estos días, es el chorreo demagógico, el aprovechamiento electoral, el te invito a la fiesta, reina, y está todo pago; lo de la 'mirada de género' que ni sé lo que es, ni pienso mirar; ni lo de la discriminación positiva. Otro día hablaremos de las campañas para combatir la violencia familiar -también llamada 'machista' o 'de género'- que han fracasado año tras año.
En fin Doc, que aquí de los dos, yo sé quién es la lista y quién es el tontaina; quién sabe de qué va esto, y quién no para de improvisar, por si acaso; quien es profunda y quien superficial y débil, e infantil, y vaina y caprichoso. Y no necesito que me lo estén explicando los que debieran aprovechar mejor su tiempo y nuestros dineros, poniéndose a trabajar por y para todos. Que ni de coña, oiga, que eso también lo sé.
Buenas tardes.

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)