Menú

Login

Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

Buscar

Ángel Valadés Gómez : GAMBETAS DE ACTUALIDAD, ¡PENA POR CATALUÑA! ¡INDEPENDENTISTAS CAGADITOS!
el 5/11/2017 22:00:35 (53 Lecturas)

LLEVO SEMANAS DE TRAJINES Y, ESPECIALMENTE, JUEVES Y VIERNES HE ROTO MI PROMESA DE CUANDO AQUEL ICTUS QUE CUASI ME ABATIÓ -2, MARZO, 2002- DE NO REVIVIR AGOBIOS NI ESTRÉS, QUE ENTONCES ERAN MÁS POTENTES PUES UNO LUCHABA SIEMPRE BUSCANDO LA GANDAYA... AHORA ES MUY DISTINTO Y SOLO POR SEGUIRME SINTIENDO PERIODISTA, PASÉ HORAS VIENDO, OYENDO PARA ACERTAR Y ASUMIR LOS CRITERIOS QUE AQUÍ EXPRESO Y EL RESPETO QUE VDS. MERECEN Y YO MISMO. Y CUANDO LA “ESCENIFICACIÓN” PARECE HABER CONCLUÍDO, A LAS 17 HORAS DEL VIERNES, ESCRIBO, CON CIERTO DESCONSUELO.

Me siento republicano –nunca en el sentido de quemar templos, violar monjitas o asesinar a curas o ricos, o personas que no opinen como yo, ¡jamás!...- pues siento al republicanismo como el pensamiento de A. Lincoln expresado en Gettysburg en su famoso discurso de 1863: “...que esta nación, bajo la protección de Dios, renazca a la libertad y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparezca jamás de la faz de la tierra”. Se refería al reconocimiento de que el poder político reside en el pueblo que elige a sus gobernantes siempre para el bien común y nunca para provecho de clases dirigentes... La monarquía es otra cuestión, Excepción hago con algunos monarcas españoles, incluidos Don Juan Carlos y su hijo, el Rey actual. De ahí que muchos decíamos ser “republicanos juancarlistas”...

TRAS EL PUCHERAZO Y FALACIAS, ¡LA REPÚBLICA CATALANA!
Pero lo visto, oído, reflexionado con la ilegal proclamación de “la República catalana como estado independiente y soberano de derecho democrático y social” produce amargura y durará lo que el Consejo de Ministros –avisaron que se reunían ya, viernes tarde- quiera: algo más –mientras se actúa- que duró aquella declaración de Companys sobre el Estat Catalá, en el 34.
Las Repúblicas no fueron un bálsamo en nuestra Historia. Ambas, además, finiquitaron sangrientamente. La Primera –de febrero de 1873 a diciembre de 1874, ¡con 5 presidentes!...- la abatió el general Pavía y fue un desastre; la Segunda, con apoyo de grandes intelectuales españoles y foráneos, duró desde el 14 de abril de 1931 hasta el 1 de abril de 1939 y tuvo 3 presidentes. La trágica historia bélica es conocida, aunque algunos la vean sectariamente y traten de engañar. Como el Puigdemont, el Junqueras y demás separatistas radicales, que al votar fueron unos “petacos”, cagaditos, que lo hicieron en secreto porque se “olían la tostá judicial” que acarreará llanto y dolor y prisión. Creo que proclamar una República es como un gozo y un júbilo indecibles; y me pareció que no palpitó alegría o estuvo velada por el miedo. A algunos se les caía la cara de vergüenza, la escasa que les quedaba. Lo de ayer fue aberrante: los retrasos de varias anunciadas comparecencias, aplazamientos, etc. fueron una falta de respeto a la ciudadanía y a los medios! ¡Y cuanto aconteció previamente!: el pucherazo del 1-0; tratar de engañar y confundir legalidad con legitimidad; ese derecho a decidir que no existe; la puesta en escena de una tragicomedia a fin de aparentar atención internacional clamando con tretas y argucias torticeras la farsa política de un falso sufrimiento de gentes de paz y demócratas a la que la malvada España roba, somete y expolia... Adoctrinaron a niños, algunos hasta sirvieron de escudos, muchos de los mossos servían al régimen mandados por el Trapero y su banda de bien pagados, en fin... Legalidad es la ley que, apriorísticamente, comporta la obligación de respetarla y cumplirla, por dura que sea (“dura lex, sed lex”, se decía en Roma: la ley es dura, pero es la ley). Y la legitimidad lleva aparejado un plus de mayor justificación lógica y razonable, junto a principios de justicia y ecuanimidad. Y ambas, en Derecho, sujetas a una norma superior: la Constitución. ¡Y todo, y más, conculcaron los independentistas!

¿A QUÉ GARANTÍAS SE REFIRIÓ PUIGDEMONT?
El culmen de la farsa, el jueves. Puigdemont había anunciado elecciones anticipadas que no proclamó “por falta de garantías del Gobierno”. Se refería a pactar su inmunidad parlamentaria –sabía que le espera la cárcel-, la libertad de los “Jordys”, y ausencia de guardias civiles y policías nacionales. ¡Menuda jeta la de mendaz! Que cada quisque pague sus culpas. Y que Cataluña recobre la paz, la democracia y la legalidad; y su economía.

MURIÓ UN COMUNISTA COHERENTE: MI AMIGO PEDRO BERROCAL
Aún quería hablarles sobre Pujol y esos planes separatistas, ideológico y organizativo, de los años 90, uno, reciente el otro, que un amigo descubrió y me dejó leer, pero hoy este miniespacio final quiero dedicarlo al recuerdo de mi amigo Pedro Berrocal, gran persona, comunista coherente, edil calabazón; otro día hablaré de él; mi pesar a Visi, su hija, y a Joaquina, su compañera de siempre.

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

Documento sin título



PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)