Menú

Login

Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

Buscar

Jesús Adame : COSAS MÍAS, Y LLEGÓ EL JUEVES...
el 5/11/2017 21:41:55 (49 Lecturas)

¿Qué, ha hecho usted los deberes?, porque si no los ha hecho no voy a tener otro remedio que ponerle de cara a la pared. A ver, la s con la i, si; no, no, la n con la o no, ¡NO!, que la liamos otra vez. Pero, ¿no habíamos quedado en que le diera un respiro para evitar que sus compañeros de partida se rieran de usted al comprobar que sabe leer?. Pues ya lo ha tenido, y no se preocupe, ahora tiene usted una pinta de tonto que no se lame. Y de paso la tengo yo también

Claro está que la verdad es que ambos dos somos mogollón de gilipuertas; pero más gilipuertas son todos esos millones que están contemplando impertérritos las gilipolleces que nos traemos al alimón. Mal de muchos, ¡consuelo de tontos!. Entonces, ¿en qué quedamos, la n con la o?. No, no, no (jefecillo). Vaya hombre, estupendo (jefe). No, no quiero decir no de que no, sino no de naranjas de la china (jefecillo). ¡La fastidiamos!; pues hoy no adelantamos nada porque el jefe me encuentro fuera; asuntos prioritarios.
Y llegó el jueves, 19 de este triste mes de octubre, de este malhadado año 2017, de esta desafortunada era en la que nos ha tocado vivir y desgraciadamente a nosotros navegarla; y que, por causa de nuestra impericia y de nuestra abulia, el barco corre inminente peligro de estrellarse en unos escollos, aun siendo estos archiconocidos de antemano y facilísimos de sortear.
Y, sin pena ni gloria, pasó el jueves, 19, y llegó el sábado, 21. A las 4,15 PM se interrumpe la película de intrigas y crímenes diversos que suele "echar" Antena 3 los sábados por la tarde para colaborar con la audiencia a mantener la típica costumbre de la siesta. ¡Ya se lió!, pensé, tratando con pereza infinita de desembarazarme del dulce abrazo de Morfeo. Miles de personas se agolpan en Barcelona en una masiva manifestación en contra de la aplicación por el gobierno del artículo 155 de la CE. No entiendo por qué en casi todos los medios se expresan con pérfidos numerales tales como "decenas, o cientos" cuando se trata de cubrir las manifestaciones anti independistas y "miles" o más cuando se refieren a las contrarias. Pero, no viene al caso. Lo cierto es, que el panorama es penoso. Abro del todo los ojos y, efectivamente, pueden ser varios miles los que, con Puchemol (derivado de pucherazo, creo) al frente, andan vociferando por las calles gritando consignas que, resumiendo, vienen a decir que están en contra del golpe de estado que acaba de dar el represor gobierno español contra el "Estat catala"; ¡y eso que ni es estado ni es ná!.
Bueno, pues resulta que el jueves, como no se encontraba el jefe en casa, no se solucionó nada. Se consideró, eso sí, que ni chicha ni limoná. En su consecuencia, cuando vuelva el jefe se va a enterar este. Y, ya digo, llega el jefe y ¡que tiemblen los cimientos¡, aplicación del Art 155, ¡YA!. Bueno, ya pero no tan rápido; y no con tanta violencia, sino con la debida mesura; mejor dicho con proporcionalidad, que es la palabreja que se ha puesto de moda desde que comenzó este lío. Y la ha puesto el PP, por algo somos el Partido de la Proporcionalidad. Pues no sé por qué me da que te van a colocar doblada la proporcionalidad de marras.
Total, que me entero a esta hora; 16,15, ya digo, por la mañana estuve a lo mío, de que hoy muy tempranito se celebró (p´a celebraciones estamos) consejo de ministros urgente (dado que el jefe ha vuelto) y se ha decidido aplicar el famoso y mil veces nombrado, pero jamás catado artículo 155 de nuestra Constitución que, según la clase política tiene miles de interpretaciones por la sencilla (e incomprensible) razón de que nunca se ha ejecutado. Y, digo yo, ¿es que la ley no es eficaz hasta que ha realizado prácticas previamente?. ¡Vamos anda!, el que no sabe leer es el puchemón ese que no entiende que se le pide únicamente contestar si o no; pero cualquiera que apenas haya pasado del parvulario comprende perfectamente lo que significan unas letras colocadas tras otras.
Entiendo que la democracia pueda aplicar la regla de la proporcionalidad para demostrar que es la más excelsa de las soluciones políticas. Antes se decía de ella que es "lo menos malo". Pero no puedo entender que, en aras de esa proporcionalidad, o del también recién inventado "buenismo", se permita el incosteable lujo de que unos cuantos se lleven por la cara un pedazo de la casa común. No puedo entenderlo. Enciendo la tele de nuevo. Todo cine menos en "la sexta". Prometo solemnemente no volver a ponerla cuando todo esto termine; si es que termina algún día. El locutor no calcula en miles sino en millones. Los entrevistados en la manifestación dicen de todo poniendo caritas. Que si esto es inconstitucional, que si en 1978 se abrió la puerta a que ellos pudieran decidir, que si somos un país de buenazos y España una guarida de ladrones.
Vale, vale, cuando el pescozón no se da a tiempo pasan estas cosas. Y ahora, ¿qué?. Se han cometido varios delitos, no solo gravísimos y punibles, sino abominables; eso es tan cierto como que estamos aquí. Por más manifestaciones millonésimas que haya, ¿se purgarán esos delitos?. Es absolutamente necesario, y no es mala baba sino que a grandes males hay que poner grandes remedios. Si no se ejemplifica, pasado mañana nos acusarán unos de haber robado despeñaperros, otros la alcarria, y no faltarán los que justifiquen la propiedad de sus abuelos sobre la mezquita de Córdoba. Y esto será el cachondeo de la percha.
Sr. Presidente, no dudo de sus buenas intenciones; solamente desconfío, eso sí, desconfío muchísimo. Estoy mosqueado, sinceramente. Verá, suponiendo que, sorprendido un chorizo muy conocido de la policía saliendo de un banco de forma sospechosa y portando el típico saco que conocemos por los TBOs que utilizan en los robos, se le requiere para que confiese si ha robado o no la pasta. Se le da un plazo por la autoridad para que madure la respuesta y se manifieste en el plazo de dos días. No lo hace, y se le amplía el plazo de gracia (no es que sea gracioso el plazo, sino que..., bueno, que se le da) por cinco días más para observar la legalidad vigente, que también tiene tela, no la entienden ni los juristas. Desenlace: ¿no cree usted que muy cretino ha de ser el interfecto para observar (y agradecer) antes que usted la norma de marras y poner pies en polvorosa?. En el problema real, el producto del robo no cabe en el saco; no saldrá corriendo; le plantará a usted cara, con mala jeta, eso si; producirá un enorme quebrando en vidas y haciendas. Tras una buena reja no causaría ningún problema; y desistirían los que pudieran venir detrás.

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

Documento sin título



PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)