Menú

Buscar

Guillermo Paniagua : CRÓNICA DE... UNA NOCHE CON LOS CARAMANCHOS
el 14/12/2016 10:27:47 (377 Lecturas)

LA NOCHE DEL PASADO VIERNES, DÍA 25 DE NOVIEMBRE, PUDE APRECIAR QUE HAY MUCHA GENTE QUE ME QUIERE Y ME RESPETA. AQUELLA HERMOSA NOCHE, TUVE EL HONOR DE COMPARTIR CON MI BUEN AMIGO DON AGUSTÍN APARICIO UN EMOTIVO Y SENCILLO HOMENAJE QUE NOS DEDICÓ, A AMBOS, EL GRUPO FOLKLÓRICO DE DON BENITO ‘CARAMANCHO’. EL ACTO TUVO LUGAR EN LA CASA DE CULTURA DE DON BENITO. LA SALA ESTABA ABARROTADA DE PÚBLICO, Y ESO ME EMOCIONÓ, PORQUE NO ME VEÍA SOLO. AL TERMINAR, MUCHOS SE ACERCARON A FELICITARNOS

Quien lea esta crónica, podrá calificarme como persona arrogante, soberbia y altanera. De esta misma forma, yo acepté el reconocimiento y agradecimiento que me iban a hacer cuando Genari, presidenta de dicho grupo, me lo notificó telefónicamente. Como dije en aquel acto, sin pensarlo lo acepté. No sabía, en aquel momento, si ese reconocimiento era justo o no, si yo era merecedor o no; lo único que sabía, sin duda, es que era un gran honor para mí que el grupo Caramancho me regalara esta consideración. Tal consideración, en cuanto a lo que a mí atañe, sería compartida con mi esposa, Paqui (que mucha soledad me soporta), con mis hijos, yernos y nietos, como, en su día, compartí con ellos la imposición del Escudo de Oro de la Ciudad de Don Benito, siendo alcalde don Mariano Gallego, con la enhorabuena del actual alcalde.
Próximamente van a cumplirse 40 años, desde que el grupo Caramancho comenzara a caminar de mano de su fundador don Joaquín Rodríguez Valadés. Esto tuvo lugar el bendito día de la festividad de Nuestra Señora de las Cruces, ante el atrio de la ermita. Desde entonces hasta ahora, Los Caramanchos han creado, fomentado y engalanado la cultura folklórica de Don Benito. A partir de aquella fecha, el grupo, con sus guitarras, laúdes, bandurrias, acordeón, ha sabido ofrecer armonía musical; con el almirez, botella de anís, caldero, castañuelas, pandereta, palillos, zambomba, etc., ha sabido acompañar el tono musical; con sus femeninas y varoniles voces, ha sabido cantar bellas y hermosas canciones tradicionales; con sus fastuosos trajes, ha sabido dar colorido al pasado; con sus bailes, ha sabido manifestar y ofrecer sus sentimientos. Todo ello ha sido entresacado tanto por serios estudios históricos documentados como recogidos, por otro lado, por la tradición, el boca a boca que tanto enseña a la intrahistoria.
Desde hace 17 años, el grupo Caramancho viene editando la revista que tiene por título el del grupo. En ellas se reflejan, entre otros asuntos, artículos sobre música y bailes folklóricos, tanto de Don Benito como de otros lugares de Extremadura; sus actuaciones y éxitos, que han sido muchos a lo largo de los años; así mismo, se recogen datos tanto sobre la vida cotidiana como de los oficios y trabajos de antaño.
Así pues, la música y la literatura, en este caso, constituyen parte de la cultura popular de nuestra tierra, y los Caramanchos saben mostrarla; al fin y al cabo, cultura popular es un conjunto de modelos culturales y manifestaciones artísticas creadas por el pueblo, y la que nos ha guiado siempre.
Este quehacer del grupo Caramancho, esta cultura popular, que tanto le honra, me hizo aceptar, sin dudarlo este reconocimiento. Esta cultura "caramanchera", como la llamé, con mi máximo respeto, aquella bonita noche, se ha ido extendiendo por todos los rincones de España y por muchos pueblos y ciudades de fuera de las fronteras españolas, de tal forma que, hoy en día, decir Caramancho es decir Don Benito. Ambos términos, música y literatura, parecen confundirse. Esto, que tanto honra a este grupo folklórico, me hizo aceptar tan digna distinción, pues es un honor para cualquier dombenitense sentirse distinguido y considerado, como me consideraron, como un promotor de la cultura dombenitense. No sé si será verdad o no, pero sí digo, con orgullo, que dentro de mi pobreza literaria e histórica, sí lucho por ella.
Fue aquel acto un acto sencillo y bello, ya que, como manifesté aquella noche, la sencillez conduce a la belleza y la belleza se oculta y hay que buscarla en la sencillez.
Quisiera, antes de terminar, expresar mi gratitud a don Manuel Jesús Gallego Cidoncha por las inmerecidas palabras que me dedicó, más fruto de la amistad que de lo que en verdad soy. A cualquiera sonrojarían. Así mismo, gracias a don José Luis Quintana, alcalde de Don Benito, y a doña Natalia Blanco, concejala de cultura, por sus felicitaciones personales. Gracias al público que asistió y a quienes me saludaron. Gracias a Genari y al grupo folklórico ‘Caramancho’ porque me han distinguido uniéndome a la cultura popular dombenitense con este sencillo reconocimiento.

Don Benito, 1 de diciembre de 2016

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)