Menú

Buscar

Manuel García Centeno : RELATOS. AMANECER
el 16/10/2012 11:11:33 (1087 Lecturas)

Cada mañana me esperaba la brisa y las olas vencidas venían con espuma y frescura. Cada mañana el sol en una bandeja de plata cumplía su misión: alumbrar y dar fe de cada amanecer.

Cada mañana me preguntaba el por qué de la vida ahogada con urgencias en vahos etílicos. Y encontraba la misma respuesta: estrepitosos alaridos, mecánicos, ruidos sin sentido y risas que no bendecían a la alegría. Cada mañana las olas me decían obedientes los mismos versos, recitados en la orilla.
Paseaba sorteando botellas vacías, de risas vacías, de impotente dolor.
Y la vida me parecía un telegrama que anunciaba la muerte en alguna esquina.
Cada mañana recibía el mismo obsequio; las olas y el sol, sinceros y certeros.
Una almorzada de espuma que escapaba entre mis dedos.
La certera mirada del alba.
Los jinetes de las muertes que huían motorizados. Los autos veloces y la alta música. Y las risas, siempre las risas y no sabía por qué.
Pero yo volvía enamorado del mar, de su sincera expresión, de la frescura del aire y la luz a mi espalda que confirmaba el día.

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)