Menú

Buscar

Soledad Gómez Cabanillas : CAMINANDO VOY, NI TANTAS GANAS NI TANTO DINERO
el 3/5/2011 11:06:41 (1697 Lecturas)

Yo quería haber ido a la inauguración de la plaza de toros dombenitense. Pero varias cuestiones han hecho que finalmente no haya sido así. La principal de ellas es que no tenía entrada

Verán, a pesar de que ir a los toros no es precisamente una de mis grandes aficiones, la verdad es que ganas de ir sí que tenía, por aquello de la inauguración, del buen cartel, del ambientillo y tal. Pero tantas, tantas ganas como para hacer cola desde la noche anterior… pues no, tantas no tenía, para que nos vamos a engañar. He ahí el primer motivo por el que no tenía entrada.
Aún habiéndome resignado a que sería imposible conseguirla, he intentado tantear a amigos y conocidos por si había alguna posibilidad, por remota que fuera, de conseguir una entrada, de esas de arrepentidos, o de alguien que compró de más. Pero no hubo suerte.
No desistiendo en mi empeño, probé con la última opción que se me ocurría. ¿Y si a alguien le ha surgido un plan mejor y ha decidido recuperar el dinero de la entrada? Nunca se sabe. Encendí el ordenador y, un tanto escéptica, tecleé en Google: "venta entradas toros don benito". La verdad es que no tenía muchas esperanzas de encontrar algo, porque ¿quién iba a hacer tantas horas de cola para luego no ir a los toros?
Cuál fue mi sorpresa, que nada más darle a intro, comenzaron a mostrarse ante mis ojos numerosas almas generosas que, no es que vendieran sus entradas, ¡¡¡es que las regalaban!!! O Dios mío, cuán generoso es el ser humano.
Sorprendida leía detenidamente uno a uno los anuncios. Sólo había una condición en todos aquellos ofrecimientos que me devolvían la esperanza, y es que regalaban la entrada taurina si les comprabas 1 kilo de lenguados frescos y limpios. Otro tenía como condición comprar previamente una pareja de palomos buchones jiennenses, pura raza y de color azul. Incluso había otro que me daba su entrada, así sin más, comprándole cuatro bolígrafos bic de color azul marino, o una botella de vino de pitarra, o una bolsa de pipas o un paraguas para ir de caza y hasta una pila de duracell gastada... No salía de mi asombro.
Pero yo que no soy de comprar por comprar lo pensé mejor y me dije. Si yo no necesito ninguna de estas cosas, sólo una entrada para los toros. Así es que como el lenguado no es un pescado que me vaya mucho; soy más de canarios que de palomos; no bebo alcohol y justo el boli que se me había terminado era rojo y no azul, pues no compré nada.
Eso sí, no sé cómo andará el mercado estos días pero que el kilo de lenguado esté a 300 euros me resultó un tanto caro, a 450 euros la pareja de palomos, los bolígrafos a 200 euros cada uno y la botella de pitarra a 300 euros, que debía ser un pitarra de reserva.
Así es que miren, para tanto no eran ni las ganas de ir a los toros, ni el dinero para comprar por comprar.

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)