Menú

Buscar

Ricardo García Lozano : HOMENAJE, JOSÉ LUIS PÉREZ CHISCANO
el 19/10/2010 11:10:00 (1304 Lecturas)

Creo que conozco al Dr. Pérez Chiscano desde hace casi 30 años; de hecho fuimos vecinos durante muchos de estos años, hasta que trasladó su residencia a la Plaza del Corazón de Jesús, pero como tiene el gabinete de trabajo en la rebotica de la farmacia, nos seguimos viendo con cierta regularidad

Para mí, el rasgo más sobresaliente de su carácter, tal vez sea, una especie de aura de aislamiento que parece envolverle, como si el asunto que le ocupase, tuviese poco que ver con la vida ordinaria que le rodea.
Suele ser, ésta, una característica de los que dedican su vida a la ciencia, al arte o la religión. Parece que una voluntad unítendente a la solución de un dilema de la naturaleza, un dilema estético o la búsqueda de la unión con la realidad, somete las facultades mentales a una tensión tan enorme, que nada tiene importancia frente a ese conflicto interno. Conflicto que llega ser tan intenso que degenera en los débiles de carácter en neurosis; es más que frecuente el hecho de que la creatividad vaya unida a la neurosis.
Si se han experimentado varios episodios de conflictos de este tipo, parece ser, que se adquiere una cierta independencia o inmunidad frente a los triviales sucesos diarios.
Otro de los más sorprendentes rasgos de su carácter es la habilidad que tiene para hacerte sentir su igual, aunque la diferencia intelectual sea enorme. He tenido y sigo teniendo el privilegio de conversar con él de vez en cuando, y nunca me he sentido cohibido en su presencia, a pesar de haber motivos para ello.
Convergemos en muchas cosas aunque partamos de distintas posiciones, él como científico y yo como artista; creo que en el análisis de la sociedad, y en nuestras convicciones éticas y morales estamos en general de acuerdo.
Las conversaciones suelen comenzar sin apenas prolegómenos, con lo último que hemos leído, y como ambos estamos interesados en temas relacionados con la Cosmología y dado que actualmente hay abundante bibliografía divulgativa sobre dicho tema, suele ser este un asunto recurrente en nuestras informales charlas.
Creo que ambos compartimos el asombro ante el Universo, el que podemos ver y el que podemos imaginar y creo que ambos compartimos un orgullo, mezclado con admiración, por pertenecer a una especie que tan asombrosos logros ha cosechado. Creo que ambos nos sentimos honrados de ser congéneres de genios como Arquímedes, Fidías, Ératóstenes, Praxíteles, Euclides, Eurípides, Galileo, Miguel Ángel, Kepler, Copérnico, Leonardo, Rodin, Darwin, Einstein, Moore, Hawking y tantos otros, que en la ciencia y el arte han contribuido a hacer de un simple y desválido homínido, el gigante intelectual que es el hombre de hoy, capaz de cuestionarse sobre el origen y destino de sí mismo y del Universo.
Sorprende también en él, su curiosidad intelectual; aunque su campo de trabajo es la Biología (en la que ha obtenido notables resultados), su interés por lo que podíamos llamar actividades intelectuales en general, no parece tener fin. Hablamos -como ya he dicho- de Cosmología y de Astronomía y a veces de Biología, aunque tengo que decir que en estos casos el que habla es más bien él y yo el que presto oídos. Pero a veces, también hablamos de Arte e Historia, y en estas ocasiones yo hablo un poco más. En todos los temas presenta una sorprendente honestidad de pensamiento.
El rigor intelectual con el que aborda el estudio es tal, que verifica los asertos que pueda leer en libros o revistas científicas tales como "Investigación y Ciencia" o "Nature". Descartes en su obra "Reglas para dirección del Espíritu", fija como primera regla: "No dar por verdadero nada que no haya sido comprobado como tal". En este aspecto José Luis es completamente cartesiano .
Tiene también la cualidad de corregirte sin que te sientas violentado, puesto que presenta el error que cometes (y he de reconocer que yo los cometo con frecuencia) como si fuese un lapsus de memoria, no como ignorancia; es decir, dando por supuesto que lo sabes pero que te has equivocado. Esto te da una gran libertad a la hora de expresarte delante de él, lo que hace la conversación muy fluida.
No voy a hablar de sus logros en el campo de la Biología (plantas y bichos como suele decir), porque las numerosas publicaciones que ha realizado y los no menos numerosos reconocimientos con los que cuenta, hablan por sí solos; además se necesitaría una persona más cualificada que yo para hablar de ellos.
A nadie le parecerá extraño que me sienta honrado con su amistad y creo que todos los ciudadanos de Villanueva de la Serena deben sentirse orgullosos de tener como paisano a una persona como él.
La Medalla de la Ciudad que le ha concedido el Excmo. Ayuntamiento de Villanueva de la Serena (en lo que, para mí, supone una acertadísima decisión), es un reconocimiento más a su labor. Desde aquí, mi más cordial enhorabuena a él y a su familia.

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)