Menú

Buscar

Guillermo Paniagua : CON RESPETO..., PERDONE, DEL PELOTÓN DE LOS TORPES
el 21/9/2010 10:30:48 (1155 Lecturas)

CUANDO YO ERA ESTUDIANTE, A LOS QUE NO APROBABAN EL CURSO O SUSPENDÍAN MUCHAS VECES LAS MISMAS ASIGNATURAS, LES DECÍAN QUE ESTABAN EN EL PELOTÓN DE LOS TORPES. EN ESTE GRUPO SE INCLUÍAN A LOS ZOPENCOS, NEGADOS, OBTUSOS…, INCLUSO A LOS VAGOS Y LIOSOS

Unos, los torpes, se quedaban atrás, repitiendo al año siguiente el mismo curso; los otros, los que aprobaban, caminaban hacia adelante, después de haber pasado y disfrutado el periodo vacacional. Ahora ya no, todos son premiados igualmente, tanto los vagos y trabajadores como los torpes e inteligentes. Nada de complejos: saco de igualdad.
Desde hace unos días ha comenzado el nuevo curso escolar, pero también el nuevo curso político. Mi sorpresa, con respecto a lo político -hasta cierto punto-, es que en la igualdad de los desméritos, entre todos los partidos políticos, nada nuevo aparece. Son los mismos alumnos que el año pasado, y las asignaturas, durante el verano, o no las han estudiado o no las comprenden por falta de mollera.
Desde luego, no a todos puedo incluir en el pelotón de los torpes. Ahí tenemos al señor Rubalcaba, aunque suele caminar muchas veces -no todas- con pie equino, es inteligente y válido en su responsabilidad. Cómo será que hasta la oposición está con él, cuando hace referencia al terrorismo. Otro que puede ir saliendo del pelotón de los torpes, no porque sea inteligente o esté mejor preparado que los demás, no, sino porque es sagaz y astuto, es el señor Montilla, el charnego renegado. Éste se ha dado cuenta que con el tripartito pierde. Se apuntó a eso de hablar catalán, y ha visto que el catalán sólo sirve para los catalanes intransigentes; el castellano, para muchos más.
La ignorancia sobre la dignidad de la mujer es uno de los fracasos del curso político pasado. La violencia de género, es más violencia: hay más muertes. Y a la dignidad de la mujer se ha antepuesto el feminismo populista.
Los sindicatos, que en tiempos pretéritos lucharon a favor del trabajador, ahora "defienden al obrero" con retraso, y a algunos hasta les parece una putada la huelga del 29. ¿Qué rumbo quieren hacer cambiar al Gobierno, cuando ya se han aprobado en el Parlamento las leyes de reforma laboral y mucho antes, la pérdida de salario? Poco se va a parecer esta huelga a la de diciembre de 1988, cuando la protesta masiva hizo cambiar el rumbo de la política gubernamental; o contra Aznar. Eso sí, ahora estamos pagando la maraña de fundaciones, cooperativas y asociaciones a expensas de los recursos del Estado, de la Autonomías y de los Ayuntamientos. Los sindicatos, que iban por el camino de hacer una sociedad mejor, convirtiéndola en más asequible, se dedican ahora a hacer política de partido y a disimular los errores gubernamentales.
La asignatura del paro -la cifra de parados ha ascendido a más de cuatro millones- continúa sin que nadie la estudie. Debe ser engorrosa o únicamente para gente inteligente. Le echan las culpas a la crisis económica, que es el sacamantecas actual, pero nada más. No dan soluciones para disminuir el paro, y las que hay son chapuceras, como esa de hacer estudiar al parado para que esté mejor preparado. De verdad, ¿se lo cree el promotor de este invento? ¿¡Quién habrá sido el asesor especialista en psicología que ha recomendado este proceder!? Si de joven no se estudia, de adulto, casado, con hijos, en el paro y con hipoteca, y con cursos que no interesan, sin estimulo, a quién coño le va importar estudiar.
Otra solución, que se da en algunas Autonomías, para restar el paro, es ofrecer 6.000 € al empresario que contrate a un parado. Claro que lo hacen. Algunas empresas echan al trabajador contratado el año anterior y contratan a otro nuevo, que son otros 6.000 € más de ganancia. De esta manera el parado es objeto de enriquecimiento para la empresa y elemento de transacción, pero el paro sigue igual: uno entra y otro sale.
La asignatura del paro y de la crisis económica no la aprueban ni el Gobierno ni los sindicatos. Entonces, ¿la aprueba la oposición? No, por supuesto que no. En tierra de la mojama, tan malo es el que come como el que mama. La oposición protesta, protesta y protesta, pero nunca he escuchado de ellos, y menos del señor Rajoy, decir lo que hay que hacer para eliminar la crisis económica, y con ello, el paro. Parece que tiene política de derechos reservados sólo para cuando gobiernen. Si Rajoy y su gente tienen la clave para salir de la crisis, ¿por qué no exponerla y ayudar, de esta manera, al pueblo español? Si he escuchado dar el apoyo al Ministerio de Interior en cuestión de terrorismo, entonces, ¿por qué no sentarse en la misma mesa del Gobierno, como españoles unos y otros, y discutir las soluciones? Tampoco la oposición ha aprobado, para mí, la asignatura sobre la crisis económica ni en otras materias. Da la sensación que su programa es: dimita señor Zapatero, dimita, que ahora voy yo. Y ¿qué?
Espero que Gobierno, Oposición y Sindicatos sean más diligentes y ayuden a sacar España adelante, que falta hace, y así salir del pelotón de los torpes. La crisis económica y el paro consumen la integridad de las personas; únicamente el esqueleto es visible en la actualidad en ellas.

Don Benito, 16 de septiembre de 2010

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)