Menú

Buscar

José Larrey : Pinta tu aldea, EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA
el 25/11/2009 12:24:58 (1540 Lecturas)

Aquél verano de 1958, propicio al cólera, los mosquitos de las charcas del riachuelo subieron en bandadas a inocular el paludismo a los vecinos; no hacía falta que el estiaje fuese seco o mojado, el hábito era común de un año para otro y gracias a que los vecinos estaban ya inmunizados, la epidemia no se desbordaba.

Eran los tiempos del cólera en los que se vivía el amor conforme a la época. O sea:
Hubo un viudo que rondaba a una solterita con el fin de matrimoniar con ella
-aunque fuese en contra de las costumbres del pueblo-, y no cejaba en su empeño. Así que se vestía de "Fantasma" con una sábana blanca y, amparándose en la oscuridad de la noche y de las escasas farolas de las esquinas de las calles, ahuyentaba del tránsito a los vecinos, aprovechando él para verse con su amada. Y terminaron "rebujándose", que este era el verdadero nombre de aquellas uniones de hecho, a pesar de la "Campanillá" que durante toda la noche les darían con cencerros y cascabeles. Actualmente sería incomprensible semejante actitud.
Un viudo progresista de hoy, no sería tal viudo, sería eso sí, un codiciado experto que habiendo ya estado de pareja de hecho con dos bellezas, y habiendo llegado a un acuerdo amistoso con ellas, optaba ahora por ensayar su tercera relación con el tercer ligue, también de hecho, y la envidia recorrería las cafeterías de la ciudad al ver que partían para un crucero por las Bahamas. Naturalmente no habría "Campanillá", sino fotos para la prensa y por supuesto venderían la exclusiva del primer embarazo. Y serían no los tiempos retrógrados del cólera, sino (¡Vaya por Dios!) los tiempos del sida.

Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

PUBLICIDAD

Documento sin título

Para más información

Ver la edición impresa (en todos los puntos de venta de prensa y en estancos, gasolineras, kioscos y librerías)